abr 1, 2013

Escrito por en Mundo, Nacional, Portada

Xochimilco, un lugar de magia y tradición

Embarcadero Caltongo en Xochimilco

 

Ximena, Margarita, Carmelita, son algunos  de los nombres que llenan de folclore el lago de Xochimilco, cuyo significado en  Náhuatl significa: “lugar de la sementera florida”. Un lugar, donde se mezcla el pasado de lo que alguna vez fue el Valle de México, con el presente. Un lugar lleno de magia  y tradición que ha pasado a ser declarado por la UNESCO “Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad”.

La historia de Xochimilco se remonta a muchos años atrás, a la edad prehispánica. En donde un grupo de indígenas pertenecientes a las villas de Copilco y Cuicuilco se establecieron en la zona ribereña sur de los lagos que cubría la parte meridional del valle. Posteriormente con la llegada de la tribu xochimilca se fueron estableciendo pequeñas aldeas que dieron lugar a algunos pueblos de la zona que hoy en día continúan vigentes, aunque inmersos en la mancha urbana como Tlahuac, Mixquic y Culhuacan.

Los pueblos en aquellas épocas vivían de la agricultura, cultivando maíz, chile, frijol entre otros, haciendo uso del lodo del lago a través de las famosas chinampas, las cuales eran construidas con sieno y limo y ancladas por medio de las raíces de ahuejotes, un árbol de la zona. Esta forma de cultivar demostró ser tan productiva (se podían obtener hasta tres cosechas al año, gracias a la riqueza de minerales en el suelo, a la abundancia de agua y al buen clima de la región), que no paso mucho tiempo para que los pueblos aledaños comenzaran a usar el mismo método de agricultura.

Hoy en día Xochimilco es sólo un fantasma de lo que alguna vez fue. La extensión actual del lago es una vergüenza comparado con la original, que abarcaba prácticamente el territorio de lo que hoy se conoce como Distrito Federal, e inclusive en la época virreinal, el lago llegaba hasta el actual Centro Histórico de la ciudad.

El visitar Xochimilco, e ir a uno de sus nueve embarcaderos para poder subirse a las famosas trajineras adornadas con flores de la región o con arte plástico para optimizar la conservación, es toda una aventura. Desde el chico en bicicleta que te guía hasta el embarcadero más cercano, hasta las lanchas equipadas para servir comida mientras esta uno disfrutando del recorrido.

La cantidad de trajineras que existen (cerca de 1400) es impresionante. Los choques están a la orden del día y el tráfico en los canales del lago es tan impresionante, que juras que jamás volverás a quejarte al estar esperando el cambio de color del semáforo a verde. Sin embargo, el ambiente es tan increíble, que al final te dejas envolver por la música del mariachi, la marimba, los comercios flotantes, la isla de las muñecas, el serpentario, los invernaderos y la fiesta que nunca termina, que olvidas por completo el vaivén incesante de tu cuello.

El servicio de los paseos en trajineras es de 24 hrs. Los paseos nocturnos en el lago se han vuelto tan populares entre los jóvenes, que ahora se les conoce como lunadas. Los precios varian mucho, dependiendo del tiempo del recorrido y de lo ofrecido durante el mismo. El paquete más económico, es de cuarenta minutos con un costo por trajinera de quinientos pesos, mientras que el más excesivo, es un recorrido de siete horas por la zona tradicional y ecológica del lago, con un costo único de mil cuatrocientos pesos.

La comida del viaje puede ser a bordo o se puede hacer una parada a uno de los múltiples restaurantes de la zona. La tradición de Xochimilco es comer dentro de la trajinera un platillo típico, que puede ir desde unas simples quesadillas con un costo de ochenta pesos hasta una comida completa, con arroz, carne y frijoles por sólo cien pesos.

Las trajineras tienen un periodo de vida de unos ocho años y cada uno de ellas tiene pintado a su costado el año en que fue hecha, además, como motivo adicional de seguridad, la secretaría de turismo revisa periódicamente el estado de las mismas y se asegura que los precios siempre sean los establecidos por ellos.

En definitiva Xochimilco, es un lugar obligado a visitar en la Ciudad de México, un lugar al que  te sumergirás en el folclore del pasado y el presente, y que además te hará recordar los verdaderos orígenes de México.

 

Victoria De Carlo

Reportera at Diario Cultura.mx
Actualmente es colaboradora en la revista digital La Franquicia Perfecta y en el Blog de Fundación Luca, A.C. Amante de los gatos, los libros y un buen café.
Más en Mundo, Nacional, Portada
stages_eiffel
Descubriendo a la Mítica Torre Eiffel

Todo punto geográfico tiene algo que lo representa, un símbolo, que con el sólo hecho de nombrarlo evoca imágenes de...

Cerrar