Manhattan, una historia del amor irónico en los tiempos modernos

0

El consagrado cineasta Woody Allen, anteriormente ganador de la estatuilla por Annie Hall (1977), en Manhattan muestra la historia —secuela histriónica de la singular pareja— de Isaac Davis, un escritor de gags que sobrepasa los cuarenta años y que en su melodramática historia incluye dos divorcios y un hijo con su reciente ex esposa, Jill Davis, una novelista lesbiana (Meryl Streep). Por añadidura, el protagonista es la pareja sentimental de Tracy, una joven menor de edad cuya vida gira en torno al egocentrismo su novio, aunque al final los papeles se modifican y es ella quien se muestra más madura que sus semejantes cuarentones.

Además de la problemática vida de Isaac, la trama se complica más cuando el mejor amigo de él, Yale, le presenta a Mary Wilkie, una pseudointelectual que en un principio es repudiada por el protagonista, quien la considera vacía, material y presumida. Luego de ello, las relaciones personales entre ellos comienzan a evolucionar de un modo imprevisto: mientras Mary sale con Yale —que es un hombre casado— empieza a ser frecuentada por Isaac. Se forma entonces un triángulo amoroso en donde la pasión —digamos, una pasión ironizada—, los celos, la envidia y la mentira se vuelven protagonistas. Luego de algunas salidas, ella decide vivir con Isaac; sin embargo, después de un tiempo, cambia de opinión y confiesa que, así se equivoque, prefiere volver con Yale.

En este filme no podía faltar la música. Para redondear estéticamente su obra, Allen pensó en un músico y en una sinfonía: George Gershwin y su “Rhapsody in Blue”. Al comenzar la película, los acordes suenan de inmediato. Una melodía suave, particular y provocativa fue el punto de partida para, a través de la secuencia de imágenes que forman parte del “Chapter I”, lograr una fuerza de expresión increíble a modo de imágenes poéticas. Una característica que se observa desde el inicio es su rodaje en blanco y negro; de esta forma, el cineasta vuelve y parte a lo clásico para conjugarlo con técnicas narrativas modernas, tanto visuales como textuales. Ejemplo: cuando al principio del guión se narra en voz de Allen la forma en que comenzará la historia y en su secuencia se retracta para hacerlo de nuevo, descartando cuatro posibles inicios y efectuando el quinto, se oye el VOICE OFF y se reproduce “Rhapsody in Blue”:

Capítulo 1

Comienzo 1: Él adoraba Nueva York…

Comienzo 2: Él sentía demasiado románticamente Manhattan…

Comienzo 3: Él adoraba Nueva York… para él era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea…

Comienzo 4: Adoraba Nueva York, aunque para él era una metáfora de la decadencia de la cultura contemporánea…

Comienzo 5: Él era tan duro y romántico como la ciudad a la que amaba […] Nueva York era su ciudad y siempre lo sería.

Luego de tal comienzo vertiginoso, la vorágine neurótica del director neoyorquino vuelve a sus orígenes y hace una crítica a la sociedad contemporánea, a los ideales desmoralizantes, a una cultura preconstruida y hecha a modo del molde esnobista. Se muestra ácido y mordaz con la sociedad, pero también se critica a través de su personaje: él es una clara muestra de frustraciones mentales y sexuales ironizadas —quizá exageradas a la manera de los mitómanos—, para mostrar al mundo que nadie está exento de equivocarse y rectificar en el camino.

La magnífica fotografía en blanco y negro contribuye a estetizar, pues desde el principio la película es un poema de imágenes. A través de las escenas, observamos que caminos, puentes, bancas, hojas, personas y edificios son embellecidos por el ángulo y la composición con que fueron fotografiadas las secuencias fílmicas. En una escena memorable en la que los protagonistas “se amanecen”, el puente se poetiza en una atmósfera grisácea, en una mañana que aún permanece en el anonimato, la cual aún no obtiene el color, y en su ansia, Isaac y Mary enriquecen su intimidad a través de un diálogo entre dos personas que suspiran por solo existir.

Sin duda, Manhattan es la obra maestra de Allen a pesar de no haber ganado ningún Óscar, tal vez como represalia de la industria cinematográfica por no acudir a la ceremonia de entrega cuando ganó con Annie Hall. No obstante, constituye en toda su composición la muestra de cómo contar una historia utilizando variantes de otras disciplinas.

Ficha técnica

Película: Manhattan

Año: 1979

País: EEUU

Productor: Charles H. Joffe

Guion: Woody Allen y Marshall Brickman

Fotografía: Gordon Willis

Música: George Gershwin

Duración: 96 minutos

Actores: Woddy Allen (Isaac Davis), Diane Keaton (Mary Wilkie), Mariel Hemingway (Tracy), Meryl Streep (Jill Davis), Michael Murphy (Yale), Anne Byrne Hoffman (Emily Pollack), Karen Ludwig (Connie), Michael O’Donoghue (Dennis), Wallace Shawn (Jeremiah)

Share.

About Author

Luis Estrella

Luis Estrella (Ciudad Mante, Tamps.) Es escritor, poeta, mercadólogo, licenciado en Letras Hispánicas por la UANL. Autor del poemario La vida que pasa (Diáfora, 2013) y las novelas Después de la niebla (Nómada, 2015) y Los 70´s después de Cristo (2016).

  • Diario Cultura.mx

    Diario Cultura.mx es una revista que aborda temas relacionados al arte, la historia y la cultura, desde una perspectiva profesional y multimedia.

  • Financiarte

    Diario Cultura.mx se creó con el apoyo de Financiarte, es sus ediciones 2011 y 2013.

  • Diario Cultura

Diario Cultura.mx. Derechos Reservados. 2015. Todos los artículos son responsabilidad de sus autores. Aunque Diario Cultura.mx promueve la cultura y las artes, esto no significa que esté totalmente de acuerdo con las opiniones y comentarios que sus autores realizan.
Más en Artes, Cine & Video, Mundo
Muere el secretario de Cultura Rafael Tovar y de Teresa
Muere el secretario de Cultura Rafael Tovar y de Teresa

Restos de Rafael Tovar y de Teresa serán velados en el Panteón Francés Tras haber fallecido este sábado a los...

Cerrar