Construcción de los Altos del Norte

0

En 1879 se presenta el presupuesto de los altos del ala Norte del Palacio Municipal, es a partir de esta fecha en que se inician los trabajos para darle la forma definitiva al edificio municipal. Presupuesto  que  contiene  la  construcción de  veinticuatro  varas  de  finca  de  un  salón al  norte  del  Palacio  Municipal  con  cuatro puertas al frente como ya están designadas, cuatro al sur correspondiendo con las anteriores y otra en el tabique del Poniente, siendo las paredes dobles de buen material, con techo  y  entresuelo,  arquitrabes,  friso  y  cornisa según el orden que lleva, siendo corrido el balaustre hasta el extremo del poniente de dicho salón con sus almenas correspondientes,  enjarrado  éste  por  dentro  y  fuera,  bajar los  enjarres  del  balcón,  echar  el  suelo  con un cordón de piedra azul, labrado de plano, colocado  a  la  línea  de  la  base  de  los  pilares por  fuera,  teniendo  ya  que  poner  la  madera  de  techo  de  veintitrés  varas,  que  será  de entregar y recibir, no siendo pasmada ni podrida,  y  todos  los  materiales  de  albañilería, a excepción de puertas y canales, las que se me  darán  para  colocarlas,  todo  lo  expuesto lo  hago  por  la  cantidad  de  mil  novecientos setenta  y  cinco  pesos,  además  me  obligo  a poner  unos  adornos  en  una  puerta  interior de  dicha  obra  por  la  cantidad  expresada.

Monterrey, el 4 de marzo de 1879. Antonio Salazar. Además de la construcción de los altos, se presentó el presupuesto para “la construcción de un corredor que se quiere hacer en los altos del lado del Norte”; el cual constaba de lo siguiente: un  tabique  con  una  puerta  en  el  Poniente,  de  veinticuatro  varas  de  largo  con tres arcos, dos colgantes y un arco chico en el  centro  y  otro  arco  en  el  extremo  del  Poniente  con  techo  y  entresuelo,  engarrado todo  por  dentro  y  el  frente  del  patio  hasta abajo,  poniendo  yo  la  madera  de  diecisiete varas de techo, de entregar y recibir y que no han  de  estar  podridas  ni  pasmadas  y  todos los  materiales  de  albañilería,  exceptuando las  puertas  que  se  me  darán.

Lo  hago  todo por la cantidad de ochocientos noventa pesos.  Monterrey,  marzo  4  de  1879.  Antonio Salazar. Ambos  presupuestos  fueron  aceptados  y  dados  a contrato  al  albañil  Antonio  Salazar,  en  agosto  de ese  año  la  obra  estaba  muy  avanzada,  por  lo  que el  ciudadano  “Florespresentó  un  presupuesto  de las puertas del Salón del lado Sur de este Palacio y demás que está para concluir el maestro contratista Salazar, suscrito por el carpintero Nazario Reina”. Esta  conclusión  de  obra  debe  referirse  a  la  planta baja  del  lado  Sur  del  Palacio  Municipal,  y  aunque se  reservó  su  presupuesto  para  ver  otros,  ya  no  se precisa más adelante si lo realizó o no.

En noviembre de ese año, el trabajo de construcción estaba concluido, y un perito de nombre Abraham de la Garza, ingeniero de artes y manufacturas  con  especialidad  mecánica,  fue  llamado  para evaluar la obra el 20 de diciembre de 1879. Habiendo sido llamado por el C. alcalde 1º. para  calificar  como  perito  la  obra  material que acaba de construirse en el Palacio Municipal, la cual fue contratada con el maestro albañil  Antonio  Salazar  por  el  H.  Ayuntamiento  el  4  de  marzo  del  corriente  año  y habiendo  examinado  detenidamente  la  referida  obra,  certifico  que  ha  sido  ejecutada conforme  las  bases  del  contrato,  no  encontrándole defecto alguno en cuanto a la clase de  los  materiales  y  a  la  solidez  de  la  construcción; pero sí uno gravísimo en cuanto a la distribución de la misma, pues debiendo ser uno solo el plano de las paredes del corredor antiguo que se encuentra del lado del Norte y el del las de la nueva, por no ser este sino una continuación del anterior no sucede así, lo cual implica una falta de bastante calidad. Es  cierto  que  la  misma  imperfección  existe  en  los  bajos  sobre  cuyas  paredes  se  han levantado  las  nuevas  pero,  sin  embargo,  se podía,  y  aún  se  debía  haberla  corregido  en los altos.

En febrero de 1880 se le cubrieron a Luis Sánchez 300 pesos por “hacer las puertas necesarias para las piezas  que  se  han  construido  en  los  altos  de  este palacio hacia el lado Norte”. Con la construcción de los altos del ala Norte, sólo restaba construir los altos del ala Sur y poniente. Un valioso documento gráfico que da cuenta del edificio municipal hacia 1880 fue reproducido por  Maldonado  en  1946.301  En  ese  año,  la  fachada de los altos del lado Sur sólo tiene construida la mitad del extremo oriental.

*El presente texto se rescata del Tomo I: Monterrey Origen y Destino (2009). Donde participaron:José Antonio Olvera en la Coordinación General. Eduardo Cázares, como Coordinador Ejecutivo y Ernesto Castillo como Coordinador Editorial.

El link hacia el texto completo se encuentra en: https://issuu.com/monterrey/docs/tomo_1portadas

Share.

About Author

Redacción

Diario Cultura.mx es un periódico digital, independiente, que aborda la Política, la Cultura y la Historia desde una perspectiva profesional. Con una clara vocación de enfoque local, sin descuidar los hechos noticiosos que sucedan a nivela nacional e internacional.

  • Diario Cultura.mx

    Diario Cultura.mx es una revista que aborda temas relacionados al arte, la historia y la cultura, desde una perspectiva profesional y multimedia.

  • Financiarte

    Diario Cultura.mx se creó con el apoyo de Financiarte, es sus ediciones 2011 y 2013.

  • Diario Cultura

Diario Cultura.mx. Derechos Reservados. 2015. Todos los artículos son responsabilidad de sus autores. Aunque Diario Cultura.mx promueve la cultura y las artes, esto no significa que esté totalmente de acuerdo con las opiniones y comentarios que sus autores realizan.
Más en Monterrey Origen y Destino
Construcción de los Bajos del Sur y Norte
Construcción de los Bajos del Sur y Norte

Buscando darle simetría al resto del edificio, el 9 de enero de 1854 se consideró “necesario la destrucción de las...

Cerrar