Una nueva mirada a la astrología

0

Dentro de nuestra cultura occidental es común cometer el error de confundir la palabra astrología con astronomía. Tal vez sea la similitud etimológica, aunque creo que otro motivo tiene que ver con la poca familiaridad que se te tiene con la palabra astrología, lo que esta comprende. Si bien, aunque tanto en el caso de la astrología como en el de la astronomía se está hablando de planetas y estrellas, hay que constatar que ambas pertenecen a campos de estudio muy distintos entre sí.

La astronomía se encarga de estudiar los astros desde un punto de vista científico: sus leyes, sus movimientos y su estructura. La astrología no es una ciencia, pues en realidad no cuenta con el respaldo científico para ser así considerada. Sin embargo, la astrología utiliza a la ciencia como punto de partida puesto que en base a cálculos astronómicos se realiza una carta astral.

Una carta astral es un diagrama que dibujan los astrólogos, personas que practican el arte astrológico, que representa las posiciones planetarias y estelares que se ocupan en un lugar y tiempo determinados. De esta forma se puede ver el destino del sujeto en cuestión. Incluso pueden tener una carta astral los objetos o lugares, considerando la primicia de que todo está bajo la influencia de los astros, y todo tiene su destino ya predeterminado hasta cierto punto.

Ya que se tiene la carta astral o natal como también se le llama por usar los datos básicos de nacimiento, él astrólogo con experiencia hace interpretaciones que no solo nos pueden mostrar el futuro del individuo sino también su pasado y presente. Así como también puede verse cosas como su temperamento y personalidad, lo que tiene sentido si pensamos que la forma de ser de una persona nos dice mucho sobre las decisiones que pueda llegar a tomar y que irán forjando su porvenir.

Como podemos darnos cuenta, la carta astral es personalizada, un retrato vivo de nuestro mundo interior. Si contrastamos es o con lo que la mayoría de la gente conoce que son los signos solares, nuestra perspectiva cambia. La fama que ha adquirido la astrología al divulgarse de forma masiva con los horóscopos que vemos en periódicos y revistas nos encasilla en un mismo destino genérico basado solo en nuestro signo solar, así como también nos dice cosas a veces demasiado buenas para ser verdad quizá para endulzar nuestro oído y así seguir leyendo y comprando ejemplares…
Cuando mucho estos horóscopos, si es que se escriben con propósito no solo con afán de entretener, pueden darnos tendencias generales pues es imposible entrar en detalles particulares solo en base en el mes en que nacimos.

En realidad la astrología no es un invento moderno como suele pensarse ya que podemos comprobar su presencia en civilizaciones tan antiguas como la persa, griega, Romana y egipcia. En estos tiempos tan remotos la astronomía era una auxiliar de la astrología, incluso científicos de renombre como Galileo Galilei o Johannes Kepler fungieron como astrólogos de las cortes reales de sus países. Y así fueron ambas de la mano hasta que ocurrió la separación definitiva en el siglo XVIII debido a los cambios culturales y sociales que trajo la Ilustración, que comenzó una nueva era donde la ciencia y la razón eran los estándares bajo los cuales se movía el mundo.

La dicotomía ciencia versus espiritualidad se ha manifestado desde entonces, aunque en las últimas décadas ha resurgido el interés en la astrología sobre todo desde el movimiento new age de los sesentas, así como la divulgación que han permitido las tecnologías de información también ha hecho su parte.

Los avances de la ciencia siguen sorprendiéndonos, sin embargo el interés en la vida espiritual es cada vez más pronunciado. Tal vez ya nos estemos dando cuenta que la ciencia no es la única vía, ya que aunque la tecnología ha ido evolucionando, somos parte de un mundo que se autodestruye y para esto usa esta misma tecnología que es un arma de doble filo. Muchas prácticas espirituales originarias de Oriente, se han ido adoptando por Occidente, y podemos ver como su popularidad ha ido incrementándose en los últimos años. Meditación, yoga, kabbalah, astrología… solo el tiempo decidirá si es simple moda o si tienen algo más que ofrecer.

Tal vez al contemplar otras posibilidades más allá de la ciencia, y ajustar nuestra mirada acorde a estos tiempos nos demos oportunidad de volver a descubrir muchos conocimientos que nunca se han ido del todo, tan antiguas como la astrología para utilizarlas a nuestro favor pues no cabe duda que las necesitamos.

Share.

About Author

Licenciada en Ciencias de la Comunicación. Coach y Astróloga en casa Hari. Especialista en creación y lectura de cartas astrales. Aplica estos estudios para el auto-conocimientos de sus pacientes y así, logren entender mejor su presente y pasado.

  • Diario Cultura.mx

    Diario Cultura.mx es una revista que aborda temas relacionados al arte, la historia y la cultura, desde una perspectiva profesional y multimedia.

  • Financiarte

    Diario Cultura.mx se creó con el apoyo de Financiarte, es sus ediciones 2011 y 2013.

  • Diario Cultura

Diario Cultura.mx. Derechos Reservados. 2015. Todos los artículos son responsabilidad de sus autores. Aunque Diario Cultura.mx promueve la cultura y las artes, esto no significa que esté totalmente de acuerdo con las opiniones y comentarios que sus autores realizan.