Fortín de las Tenerías.

0
Fortín de las Tenerías

Fortín de las Tenerías

Durante la última década del siglo XVIII el gobernador del Nuevo Reino de León, Simón Herrera y Leyva, llevó a cabo importantes obras urbanas, entre estas, la canalización del río de Santa Lucía y la construcción del puente de la Presa Grande en la parte oriente de la ciudad. Esto fue parte del Fortín de las Tenerías.

En la misma época el Ayuntamiento regiomontano otorgó mercedes a los vecinos del lugar, quienes aprovechando el agua de la presa, dieron lugar al nacimiento a las primeras industrias de Monterrey: los talleres de curtiduría de pieles, que se ubicaron en el área Noreste de la ciudad, dándole así el nombre de Barrio de las Tenerías. Este rubro permaneció en oficio hasta los primeros decenios del siglo XX.

Durante la invasión norteamericana en el año de 1846, los trabajos para la defensa de  Monterrey, incluyeron la construcción de fortines en esta zona. El fortín de las Tenerías (construido por las calles de Washington y Héroes del 47), fue escenario importante en las batallas de Monterrey: “de unos 50 metros de largo, contaba con un parapeto parcialmente cubierto con sacos de tierra, abertura de cañones y un foso al frente”.

Las tropas norteamericanas iniciaron el ataque al lado oriente de la ciudad, llegando hasta el fortín de las Tenerías. Tres ataques resistió el fuerte, relata el militar e historiador Manuel Balbotín: “Las milicias mexicanas rechazaron los dos primeros, pero al tercero tuvieron que abandonarlo. Cuando los americanos vieron que el Fortín de las Tenerías estaba ya abandonado lanzaron tres hurras y lo ocuparon precipitadamente. Izaron su bandera. El fuerte fue tomado por el primer regimiento del Mississipi y los rifleros de Tennesse y los rifleros de Mississipi.”

Hoy en día en el paseo de Santa Lucía se puede observar una placa conmemorativa al Fortín de las Tenerías, como referencia histórica de la batalla, y en honor  al valor y sacrificio de los soldados mexicanos.

Fuentes consultadas:

  • Martínez Garza, Óscar E. “Encuentro con el Barrio Antiguo de Monterrey”, UANL, Monterrey, México, 1999. P. 28-29
  • Valtier, Ahmed. “Fatídico asalto a Monterrey. Marcha hacia la boca de los cañones.”, en Atisbo, sept-oct. 2006, año 1-número 4. p. 19-27.
  • Periódico El Porvenir, 9 marzo 1933, 28 octubre 1934, 21 septiembre 1946.
Share.

About Author

Eduardo Cázares Puente (1976- ). Es Licenciado en Historia por la UANL. Maestría en Educación por la Universidad Tec Milenio, además de ser catedrático de este centro de estudios desde el 2009. Es paleógrafo e investigador de temas de historia del Noreste de México y autor de los libros Nuevo León durante la Guerra México-Estados Unidos (1846-1848); Monterrey: revoluciones, guerras y comerciantes (1808-1855), tomo III de la enciclopediaMonterrey: origen y destino (2009). Ha colaborado con artículos en revistas como Atisbo, Actas y Relatos e Historias.

  • Diario Cultura.mx

    Diario Cultura.mx es una revista que aborda temas relacionados al arte, la historia y la cultura, desde una perspectiva profesional y multimedia.

  • Financiarte

    Diario Cultura.mx se creó con el apoyo de Financiarte, es sus ediciones 2011 y 2013.

  • Diario Cultura

Diario Cultura.mx. Derechos Reservados. 2015. Todos los artículos son responsabilidad de sus autores. Aunque Diario Cultura.mx promueve la cultura y las artes, esto no significa que esté totalmente de acuerdo con las opiniones y comentarios que sus autores realizan.
Más en Especiales, Historia, HistoriaRegia, Lugares del Pasado
Molino “El Hércules”

Molino “El Hércules”. Durante gran parte de su historia, la principal actividad económica de Nuevo León fue la agricultura y la...

Cerrar